Aaron Hernández: qué es la ETC que le detectaron

Salud – enfermedad cerebral

EN POCAS PALABRAS

La categoría llamada Reflexiones está dirigida a traer información periodística e histórica actualizada sobre salud, ciencia, cultura y tecnología de medios de comunicación escritos de todo el mundo. Respaldada en sus definiciones didácticas por portales especializados en esos temas.

El diseño de esta entrada viene con el formato tipo tabloide, con cinco segmentos distribuidos así: la definición del tema con su imagen, la reseña de la información periodística, datos sobre el título escogido, el texto de la transcripción de la información y por último los créditos.

DEFINICIÓN DE ETC

La encefalopatía traumática crónica describe una degeneración gradual de la función cerebral, debido a repetidas lesiones en la cabeza que causan conmociones cerebrales con síntomas y conmociones cerebrales que son asintomáticas. Una vez que los primeros síntomas de una conmoción cerebral se han desvanecido, pueden aparecer nuevos síntomas algunos meses o años más tarde.

tomografía del cerebro de Aaron Hernández. Foto de bbbc/bostonuniversity


RESEÑA DE ESTA INFORMACIÓN

Esta es la historia de uno de los jugadores del fútbol americano, deporte de alto contacto, que conmocionó al mundo con su suicidio y que en su autopsia se asoció con la enfermedad conocida como  encefalopatía traumática crónica (ETC); y quien también fue el protagonista de una nueva serie documental de Netflix.

Esta información de la BBC se refiere a lo que ocurrió con Aaron Hernández, uno de los jugadores más valiosos del fútbol americano, en donde narra lo pasó con este jugador, el asesinato que cometió a uno de sus compañeros y su posterior suicidio, lo que llevó a sus familiares a pedir una investigación, hecha en hospital de la Universidad de Boston. Noticia de sumo interés para los practicantes de deportes de alto contacto.



DATOS PARA TENER EN CUENTA CON ESTA ENFERMEDAD

Los síntomas de una encefalopatía traumática crónica a largo plazo se presentan lenta y sigilosamente en el paciente. Inicialmente.

Puede haber problemas de concentración y de memoria, con episodios de desorientación, confusión, mareos y dolor de cabeza.

A medida que la encefalopatía traumática avanza, el comportamiento se vuelve más irregular, desde agresión hasta síntomas similares a los de la enfermedad de Parkinson.

El diagnóstico de esta condición es difícil de hacer clínicamente.

En una tomografía computarizada no se visualizan hemorragias u otras anomalías principales, y su desenvolvimiento es parecido al de otras enfermedades que atacan la función cerebral.

La clave para identificar el problema se basa en la presencia de una proteína anormal llamada tau.

Las víctimas de la encefalopatía traumática crónica parecen ser más propensas a la muerte por sobredosis de alcohol o drogas y el suicidio.

Se ha planteado que existe una relación entre esta condición y deportes como el boxeo, otros deportes de contacto. 

TEXTO UTILIZADO EN ESTA INFORMACIÓN

Aaron Hernández: qué es la ETC, la grave enfermedad que detectaron en el cerebro del fallecido jugador de la NFL

Redacción BBC News Mundo

Aaron Hernandez pasó de ser una estrella del fútbol americano a un asesino convicto que se suicidó en prisión.

Fue una especie de “operación secreta”.

Un día después de que la estrella de fútbol americano Aaron Hernandez se suicidara en la cárcel, donde cumplía cadena perpetua por un asesinato, su cerebro fue trasladado al hospital de la Universidad de Boston en completo sigilo.

El plan -que no debía ser descubierto por la prensa- fue orquestado por su familia y abogados con el fin de obtener mayor información respecto al extraño comportamiento de Hernandez, condenado por matar a su amigo Odin Lloyd en 2013.

A pesar de que el fiscal a cargo, Patrick Haggan, pensó que la operación era un “truco publicitario”, luego cayó en cuenta de que estaba equivocado cuando las sospechas de la familia de Hernández fueron confirmadas.

El cerebro del deportista de élite, en efecto, presentaba síntomas de una grave enfermedad: encefalopatía traumática crónica (ETC), una condición degenerativa inducida por repetidos golpes en la cabeza.

Aaron Hernández fue condenado a cadena perpetua por el asesinato de su amigo y también jugador de fútbol americano Odin Lloyd.

¿De qué se trata el ETC?

El jugador y astro de los Patriots de Nueva Inglaterra es ahora el protagonista de una nueva serie documental de Netflix.

Killer Inside: The Mind of Aaron Hernandez (“La mente de un asesino: Aaron Hernandez”) explora la turbulenta vida del joven a través de distintas versiones de personas que lo conocieron. Con ello, intenta explicar cómo Hernandez cayó en desgracia viéndose envuelto en uno de los mayores escándalos del deporte de Estados Unidos de los últimos tiempos.

Uno de los momentos más impactantes del documental es justamente cuando se muestra la rueda de prensa celebrada en 2017 en la que se presentó el hallazgo médico que confirmó que Hernandez padecía ETC, la enfermedad degenerativa al cerebro que causa trastornos en el comportamiento.

Agresividad, depresión y falta de control emocional, además de problemas cognitivos como pérdida de la memoria y demencia, están relacionados a esta condición.

Ann McKee, experta en neurología de la Universidad de Boston.

En la serie de Netflix, Ann McKee, experta en neurología de la Universidad de Boston, afirma que el exdeportista tenía un deterioro inusualmente extenso en los lóbulos frontales, que son claves para el juicio y la toma de decisiones.

Según la científica, nunca antes habían visto un caso con ese nivel de daño en una persona tan joven como Hernandez, siendo similar al de alguien de 60 años de edad. En un escala de uno a cuatro, el estado del deportista estaba en la categoría tres.

Pero ¿cómo se puede descubrir que un cerebro padece esta extraña enfermedad?

Indicadores de ETC

En el laboratorio del hospital de la Universidad de Boston, el cerebro de Hernandez fue cortado en pedazos de 1,3 centímetros. Los investigadores -liderados por Ann McKee- encontraron varios indicios de ETC.

Primero, notaron que había unas especies de “cuevas” de un tamaño inusual en el centro del órgano, que se expandían a medida que el tejido cerebral disminuía.

Además, el septo pelúcido (membrana que divide los dos lados del cerebro) estaba perforada.

Pero quizás el principal factor que terminó por confirmar la existencia de la enfermedad fue la acumulación excesiva de la proteína tau en su cerebro, que mata las células nerviosas.

El cerebro de Hernández presentaba grandes cavidades y tejido atrofiado.

Aunque es normal que esta proteína se encuentre en el cerebro, en algunas enfermedades degenerativas se presentan con su estructura modificada lo que genera muerte neuronal. Así, determinada funciones -como las emociones o la memoria- pueden dejar de funcionar normalmente.

En el caso de Hernandez, la proteína tau apareció por toda la corteza frontal, la parte del cerebro que controla la toma de decisiones, los impulsos y la inhibición.

También se había expandido a la amígdala, que regula emociones como el miedo o ansiedad, y otras partes del cerebro como el hipocampo, que se asocia principalmente con la memoria y con una parte del sistema límbico (responsable del comportamiento social).

Demencia pugilística

En un principio, la encefalopatía traumática crónica se conoció como una “demencia pugilística” pues estaba relacionada a los boxeadores, sometidos constantemente a golpes en la cabeza.

Según han explicado los científicos, la ETC tiene como detonante un “trauma repetitivo” en cualquier zona de la cabeza.

La ETC tiene como detonante un “trauma repetitivo” en cualquier zona de la cabeza y, por lo mismo, se ha indicado que boxeadores o jugadores de fútbol americano podrían padecerla.

Por lo mismo, el fútbol americano ha estado en el foco público dado el alto riesgo a que sus jugadores desarrollen esta enfermedad.

Poco después de la muerte de Hernandez, en julio de 2017, el periódico The New York Times publicó los resultados de un estudio llevado a cabo con 202 cerebros, 111 de los cuales pertenecían a exjugadores de la liga profesional de Estados Unidos, la NFL.

De ellos, 110 mostraron señales de CTE.

La ETC está asociada con los golpes repetidos en la cabeza y se ha encontrado en atletas profesionales, veteranos de guerra, boxeadores e incluso personas que lesionan a sí mismas golpeando paredes u otras superficies con la cabeza.

Una conmoción cerebral, que es la lesión más común que sufren estos individuos, por lo general ocurre cuando la cabeza se acelera rápidamente y se detiene de súbito.

Con todo, no se ha comprobado que el avance precoz de la enfermedad de Hernandez fuera causante de las acciones protagonizadas por la estrella de los Patriots de Nueva Inglaterra.

Pero puede ser una de las piezas del rompecabezas que podría explicar cómo este astro del deporte terminó siendo un asesino convicto que se suicidó en prisión.

CRÉDITOS

Textos y fotos de BBC noticias. 2020. (en línea).

Recuperado de www.bbc.com/mundo

La imagen interior es de

bbbc/bostonuniversity