De qué depende que tu metabolismo sea lento o rápido y cómo puedes acelerarlo

Salud – anatomía, fisiología – nutrición

EN POCAS PALABRAS

Reflexiones está dirigida a traer información periodística e histórica actualizada sobre salud, ciencia, cultura y tecnología de medios de comunicación escritos de todo el mundo. Respaldada en sus definiciones didácticas por portales especializados en esos temas.

El diseño de esta entrada viene con el formato tipo tabloide, con cinco segmentos distribuidos así: la definición del tema con su imagen; la reseña de la información periodística; datos sobre el título escogido; la transcripción de la noticia, y los créditos.

El metabolismo es un conjunto de procesos físicos y químicos que ocurren en las células. 

Se encarga de convertir los nutrientes de los alimentos en la energía necesaria para que el cuerpo cumpla con todas sus funciones vitales.

Estas son: respirar, hacer la digestión, hacer circular la sangre, mantener la temperatura corporal y eliminar los desechos (a través de la orina y las heces).

Es decir, que no sólo utilizamos esa energía para movernos y pensar, sino también cuando estamos en reposo.

Cuando comemos un alimento, unas moléculas del sistema digestivo denominadas enzimas descomponen las proteínas en aminoácidos,

También las grasas en ácidos grasos y los hidratos de carbono (carbohidratos) en azúcares simples (como la glucosa).

Estos compuestos son absorbidos por la sangre, que los distribuye a las células.

Allí otras enzimas aceleran o regulan las reacciones químicas necesarias para “que se metabolicen”, procesen y almacenen energía.

Por cierto, la energía que un alimento le brinda al cuerpo se mide en calorías, y cuando consumes más calorías de las que necesita tu cuerpo, éstas se acumulan en forma de grasa.

metabolismo | Metabolismo, Anatomia y fisiologia, Insulina. Foto de pinterest

Muchas personas no conocen los problemas que trae el funcionamiento del metabolismo por eso transcribo esta noticia de la BBC que nos enseña a conocerlos.

Este artículo es firmado por Terezie Tolar-Peterson, profesora de Ciencias de la Alimentación, Nutrición y Promoción de la Salud de la Universidad Estatal de Misisipi, en Estados Unidos.

Como un aporte de este sitio copio del portal vidaysalud algunos datos de interés que tienen que ver con el metabolismo que les puede ayudar a conocerlo:

¿Cuáles funciones lleva a cabo el metabolismo?

Más específicamente, en el metabolismo intervienen dos tipos de actividades: la fabricación de tejidos corporales y la creación de reservas de energía (conocida como anabolismo o metabolismo constructivo). 

Además de la  descomposición de tejidos corporales y de reservas de energía para obtener el combustible necesario para las funciones corporales (catabolismo o metabolismo destructivo).

La velocidad y el sentido en que se producen esos procesos metabólicos están regulados por distintas hormonas que se fabrican por el sistema endócrino, como la tiroxina (que se produce en la glándula tiroides) y la insulina (que se produce en el páncreas).

A veces, el sistema metabólico falla y ocurren los llamados trastornos o enfermedades metabólicas, algunas se pueden heredar.

La mayoría sucede porque hay enzimas u hormonas que se concentran de manera anormal en la sangre o no funcionan correctamente.

Lo que sucede es que es que hay ciertas sustancias químicas que si no se pueden metabolizar o que si se metabolizan mal pueden causar síntomas graves.

Por eso, los problemas del metabolismo deben tratarse y controlarse.

¿Cuáles son los trastornos metabólicos?

Algunos ejemplos de trastornos del metabolismo, que tal vez ya conocías:

Galactosemia: es un trastorno metabólico congénito.

Los bebés que nacen con este problema tienen dificultad para metabolizar (asimilar) la enzima del azúcar simple o galactosa.

La enzima de la azúcar también se encuentra en los productos lácteos.

Fenilcetonuria: otro trastorno congénito provocado por un defecto en la enzima encargada de descomponer el aminoácido fenilalanina, necesario para el crecimiento normal y la fabricación de proteínas.

Hipertiroidismo: se produce cuando la glándula tiroides segrega (produce) una cantidad excesiva de tiroxina, lo que acelera el metabolismo basal.

Provoca síntomas como pérdida de peso, aceleración del ritmo cardiacohipertensión, ojos prominentes  o saltones (exoftalmos) y un abultamiento en el cuello que se debe al crecimiento de la glándula tiroidea (bocio).

Hipotiroidismo: se produce cuando la glándula tiroides no existe o produce poca hormona tiroidea (tiroxina).

En ocasiones debido a la producción de anticuerpos que destruyen parcialmente a esta glándula, que por eso segrega una cantidad insuficiente de la hormona tiroxina. 

Lo que hace más lento al metabolismo basal. 

En los lactantes y en los niños puede causar retraso mental y en el crecimiento.

En los adultos provoca fatiga, disminución del ritmo cardiaco, aumento de peso y estreñimiento.

Diabetes, de tipo 1 o diabetes de tipo 2 : la primera (diabetes tipo 1) ocurre cuando el páncreas no produce o secreta suficiente insulina (se requiere insulina para el tratamiento), la segunda (diabetes tipo 2) se produce cuando el cuerpo no responde a la insulina en forma adecuada, tiene resistencia a la insulina que se produce.

En casos avanzados puede no haber suficiente insulina.

Los síntomas típicos incluyen orinar frecuentemente, tener mucha sed y mucha hambre.

También se    puede perder peso aunque las personas con diabetes tipo 2 tienden a tener sobrepeso o a ser obesas.

A largo plazo, si  no se controla, puede causar complicaciones serias.

Entre ellas: problemas en los riñones (nefropatía  diabética),  lesiones en los nervios (neuropatía diabética), retinopatía y ceguera y enfermedad cardiovascular.

En todos los casos, los trastornos metabólicos deben ser tratados y, en general, pueden ser controlados, y las personas con problemas metabólicos pueden mantener una buena calidad de vida.

Si tienes dudas sobre tu salud o crees que puedes tener alguna trastorno en tu metabolismo,  consulta con tu médico.



NOTA: las partes que van en negritas y subrayadas son interpretaciones de esta transcripción del autor de este sitio.



De qué depende que tu metabolismo sea lento o rápido y cómo puedes acelerarlo

Terezie Tolar-Peterson

The Conversation*

Una persona con un metabolismo lento no usa la misma cantidad de energía para hacer la misma tarea que alguien con un metabolismo rápido.

Es una queja muy común entre quienes hace dieta: “Uf, mi metabolismo es tan lento, nunca voy a perder peso”.

Cuando la gente habla de un metabolismo rápido o lento, lo que realmente está tratando de decir es cuántas calorías quema su cuerpo a lo largo del día.

La idea es que alguien con un metabolismo lento simplemente no utilizará la misma cantidad de energía para hacer la misma tarea que alguien con un metabolismo rápido.

Pero, ¿varía tanto la velocidad del metabolismo entre una persona y otra?

Soy un experto en nutrición que se enfoca en los factores biológicos, ambientales y socioeconómicos que influyen en la composición corporal y esta pregunta es más complicada de lo que parece a primera vista.

Pero cualquiera que sea la velocidad actual de tu metabolismo, hay cosas que lo empujarán a funcionar a velocidades más bajas o más altas.

Las necesidades energéticas de tu cuerpo

El metabolismo es un término biológico que se refiere a todas las reacciones químicas necesarias para mantener la vida en un organismo.

Hay cosas que pueden hacer que tu cuerpo gaste más energía, como por ejemplo ganar más masa muscular.

Tu metabolismo realiza tres trabajos principales: convertir los alimentos en energía; descomponer los alimentos en sus componentes básicos (proteínas, lípidos, ácidos nucleicos y algunos carbohidratos); y eliminar los desechos de nitrógeno.

Si estás angustiado por la velocidad de tu metabolismo, probablemente te estés concentrado en la cantidad de energía que obtienes de los alimentos que consumes y en la cantidad que usa su cuerpo.

El valor energético de un alimento se mide en calorías.

Tus necesidades calóricas pueden dividirse en dos categorías.

La tasa metabólica basal es la cantidad mínima de calorías necesarias para las funciones básicas en reposo.

El gasto de energía en reposo es la cantidad de calorías que usa el cuerpo mientras descansa o duerme, que equivale a alrededor del 60% – 65% de tu gasto total de energía.

No toma en cuenta las calorías que necesitas para todo lo demás que haces, como moverte o el gasto de energía en actividad (25% -30%), en pensar, e incluso en digerir alimentos (5% -10%).

Así, tu gasto total de energía combina los dos: tu gasto de energía en reposo más tu gasto de energía en otras actividades.

Cómo llegamos a un número

La ingesta calórica diaria estimada necesaria para una mujer adulta de 57 kilos varía entre 1.600 y 2.400 calorías por día.

Para un hombre de 70 kilos, las necesidades calóricas diarias pueden oscilar entre 2000 y 3000 calorías por día.

Eso es alrededor de 25-30 calorías por kilogramo de peso corporal.

En cambio, los niños pequeños queman alrededor de 120 calorías por kilo de peso por día.

Esta proporción disminuye continuamente a medida que el niño crece.

Entonces, los niños pequeños tienen el metabolismo más alto de todos. Este requerimiento extra de calorías es necesario para el crecimiento.

Entonces, si dos mujeres del mismo peso pueden tener necesidades calóricas que varían hasta en un 30%, ¿significa eso que la mujer cuyo cuerpo consume más calorías tiene un metabolismo más rápido que la mujer cuyo cuerpo usa menos calorías?

No necesariamente.

Una mujer podría pasar más de su día físicamente activa y, por lo tanto, necesitaría por ejemplo más energía para ir la trabajo caminando y para su clase de kickboxing después.

Más allá de esos guías básicas, hay muchas formas de estimar el gasto energético total y en reposo si quieres entender las necesidades calóricas específicas de su cuerpo.

Un método común y fácil es utilizar fórmulas predictivas como las ecuaciones de Mifflin-St. Jeor o de Harris-Benedict que se basan en tu edad, altura, peso y sexo para determinar cuánta energía necesita su cuerpo para estar vivo.

Para calcular el gasto energético total, también debe agregar el factor de actividad.

Para calcular cuantas calorías tu cuerpo necesita, hay una serie de métodos y predicciones que permiten llegar a estimaciones.

La calorimetría indirecta es otra forma de estimar la tasa metabólica.

El gasto de energía se calcula midiendo la cantidad de oxígeno utilizado y el dióxido de carbono liberado por el cuerpo.

Tu cuerpo depende del oxígeno para realizar todas sus funciones de metabolismo.

Por cada litro de oxígeno que usas, gastas aproximadamente 4.82 calorías de energía de glucógeno o grasa.

La calorimetría respiratoria indirecta se realiza normalmente en un consultorio médico, aunque cada vez más se comercializan dispositivos más pequeños, portátiles y más asequibles.

Factores que influyen en el ritmo metabólico

La tasa metabólica y los requisitos calóricos varían de persona a persona dependiendo de factores como la genética, el sexo, la edad, la composición corporal y la cantidad de ejercicio que haces.

El estado de salud y ciertas condiciones médicas también pueden influir en el metabolismo. Por ejemplo, un regulador del metabolismo es la glándula de la tiroides, ubicada en la parte frontal del cuello, justo debajo de la nuez de Adán.

La edad, entre otros factores, influye en la tasa metabólica.

Mientras más tiroxina produzca la glándula tiroides de una persona, mayor será su tasa metabólica basal.

La fiebre también puede afectar la tasa metabólica basal de una persona.

Por cada aumento de 0,9 grados Fahrenheit (0,5 C) en la temperatura corporal interna de una persona, su tasa metabólica basal aumenta en aproximadamente un 7%.

Otras condiciones médicas que influyen en la tasa metabólica basal pueden incluir desgaste muscular (atrofia), inanición prolongada, niveles bajos de oxígeno en el cuerpo (hipoxia), trastornos musculares, depresión y diabetes.

Otro factor importante es la composición del cuerpo. Por ejemplo, una mujer con sobrepeso con una composición corporal del 40% de grasa corporal y unos 34 kilos de masa muscular, quemará menos calorías mientras descansa que una mujer con un 30% de grasa corporal y 50 kilos de masa muscular, ya que el tejido muscular en el cuerpo es más activo metabólicamente que el tejido graso.

Esta también es la razón por la que la tasa de metabolismo basal decrece con la edad.

A medida que la gente envejece, va perdiendo por lo general masa muscular y ganando tejido graso, lo que equivale a una disminución en la tasa metabólica basal de aproximadamente 1% a 2% por década.

Si realmente quieres darle un impulso a tu metabolismo, la forma más fácil de hacerlo es aumentar tu masa muscular y tu nivel de actividad.

Al aumentar la masa muscular, aumentarás también la cantidad básica de calorías necesarias para mantener esos músculos.

En lugar de quejarte de tener un metabolismo lento, puedes intentar acelerarlo para que sea al menos un poco más rápido.

CRÉDITOS

Textos y fotos de BBC noticias. (2020). (en línea).

Recuperado de www.bbc.com/mundo

Texto de apartes de datos para tener en cuenta son del portal vidaysalud (2020). (en línea).

Recuperado de {06/01/21}. www.vidaysalud.com/que-es-el-metabolismo-y-como-funciona ¿Qué es el metabolismo y cómo funciona?  

La imagen de la portada es de GETTY IMAGES

La imagen interior es de

pinterest