Frac: sustantivo masculino, con c y sin tilde; sus registros

Sustantivo masculino (común, concreto, individual) – anglicismo – registro ortográfico

EN POCAS PALABRAS

Como su nombre lo dice, es sintetizar los registros de las palabras que hay en los diccionarios de la RAE, con sus definiciones, conceptos y significados que tienen que ver con su uso en nuestro idioma. Lo hago con el ánimo de aportar, desde el punto de vista de la corrección, en este caso, con búsquedas y barridos, de esos registros y enlaces que hay de ellos.

Estará sujeto a cambios que vengan de actualizaciones y de mejoras tecnológicas y de diseño con el propósito de tener la información más completa de nuestras palabras.

Esta entrada trae pocos elementos de diseño: un formato tipo tabloide, con imágenes para las definiciones y los colores azul, naranja, rojo para las mismas, y verde, en el segmento de registro ortográfico, de las reglas de los signos ortográficos, por partes, que vienen enumeradas numéricamente desde donde dice Anuncio; con subrayados en negrita para destacar las aplicaciones que correspondan a las palabras; y las rayas ámbar y flechas para las separaciones.

DEFINICIÓN DE LA PALABRA

1. m. Vestidura de hombre, que por delante llega hasta la cintura y por detrás tiene dos faldones más o menos anchos y largos.



ETIMOLOGÍA, PRONUNCIACIÓN Y APARICIÓN EN LOS REGISTROS

Viene del francés “frac“, mediados del siglo XVIII y es la probable alteración del inglés “froc, que correspondía a una vestidura de gala.

Pronunciación AFI: /fɾak/.

Primera aparición en un diccionario: No disponible.

Primera aparición en la RAE: 1837, Suplemento al Diccionario de la lengua española.



DATOS DE NORMAS Y CONCEPTOS PARA TENER EN CUENTA CON ESTA PALABRA

Es una palabra monosílaba que tiene una sílaba: frac.

La palabra frac no tiene diptongo ni triptongo ni hiato.

Tiene su acento prosódico, sin tilde, en la sílaba: frac.

La palabra frac no tiene diptongo ni triptongo ni hiato.

Frac no tiene pronombre enclítico.

Su plural es fracs.

¿Por qué se escribe con c y no lleva tilde?

¿Por qué se escribe con c y no lleva tilde?

¿Por qué se escribe con c?

Porque, según la regla: Uso de la letra c y del dígrafo qu para representar el fonema (/k/). La letra c y el dígrafo qu son las grafías genuinamente españolas para representar el fonema /k/, y el uso de una u otra depende del contexto, esto es, de la posición que dicho fonema ocupe dentro de la palabra y, en especial, de cuál sea el fonema siguiente: a) Se emplea (la letra c ante las vocales /a/), /o/, /u/: Casa, pescar, contra, poco, cupo, oculto; ante consonante: aclamar, anécdota, cráter, pacto, técnico; (y a final de palabra), en ciertas voces onomatopéyicas o (tomadas de otras lenguas): clic, crac, tictac, cómic, fra(c), chic.

¿Por qué no lleva tilde?

Porque las palabras monosílabas no llevan tilde, según (las reglas de acentuación), salvo que se utilice la tilde diacrítica.

CLASE DE SUSTANTIVO

Es común porque nombra (las cosas que nos rodean), los animales, los (objetos), las plantas, los sentimientos; es decir, todo aquello que forma parte de nuestro día a día.

Es concreto porque hace referencia a (objetos o elementos) que tienen un límite percibido por los sentidos.

Es individual porque (en singular), se refieren a una persona, animal, planta u (objeto): pescador , gato, (frac).



DIFERENCIAS Y DUDAS PARA TENER EN CUENTA CON ESTA PALABRA

No confundir con el esmoquín, y el chaqué.

No confundir con la sigla FRAC, que tiene varios significados.

En América no encuentro, por el momento definiciones o significados de esta palabra.



PRESENTACIÓN Y RESUMEN DE LOS REGISTROS

DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS

Este diccionario trae la definición que habla de donde viene esta palabra; de la variante fraque, de poco uso y de su plural fracs o fraques.

REGISTRO ORTOGRÁFICO

Transcribo de la ortografía, en su segmento, la regla: EXTRANJERISMOS CRUDOS, que aplica para, frac. Las partes (dicientes) sobre esta regla van en negritas.

SIGNOS ORTOGRÁFICOS

PUNTUACIÓN Y PROSODIA

El uso de los signos de puntuación se ha vinculado a (dos elementos prosódicos): la (pausa) y la (entonación). a) La pausa, junto con el (acento), determina el ritmo del enunciado. La lengua no es un continuum fónico, sino que (en la cadena hablada) se presentan (grupos delimitados por pausas) que obedecen a diferentes motivos. Unas veces (son distintivas) y, por tanto, (obligatorias). Otras son opcionales y se deben (a factores personales o de intención comunicativa): responden al estilo de elocución, más o menos pausado, del hablante, se usan para (crear expectación ante lo que se va a decir), para realzar ciertos elementos, etc.

Esta variedad de motivos pone de manifiesto que no todas las pausas orales coinciden con límites entre las unidades sintácticas, si bien estos determinan la existencia de muchas de ellas. Al mismo tiempo, como se irá examinando a lo largo de este capítulo, (no todas las pausas de la cadena hablada se reflejan gráficamente).

Así, al emitir un enunciado como El mensajero encargado del envío | no apareció por la oficina | hasta las siete de la tarde, se realiza una pausa entre el sujeto y el predicado (El mensajero encargado del envío | no apareció…) que, según se explica, no debe tener reflejo gráfico; tampoco lo tiene la segunda pausa —de carácter opcional, pues podría pronunciarse igualmente … no apareció por la oficina hasta las siete de la tarde —.

No es opcional, en cambio, (la presencia o ausencia de pausa entre mensajero y encargado), pues no significa lo mismo la oración con la disposición de las pausas arriba indicada que con esta otra: El mensajero, | encargado del envío, | no apareció por la oficina | hasta las siete de la tarde. Como se verá, (tampoco en la escritura la presencia o ausencia de comas es opcional en ese contexto), con lo que en este caso sí puede hablarse de un correlato entre la cadena oral y la escrita.

b) El segundo de los elementos prosódicos que se ha vinculado con la puntuación (es la entonación). Sin embargo, la curva melódica con la que se pronuncia un enunciado es el resultado de (la suma de variaciones en el tono), la (duración) y la (intensidad) del sonido que difícilmente pueden reflejarse en la escritura.

La entonación transmite, por un lado, (información lingüística), como la relativa (a la modalidad), lo que permite distinguir, por ejemplo, (una oración enunciativa) (Viene) de (una interrogativa) (¿Viene?) o de otra (exclamativa) (¡Viene!). También aporta, por otro, (información afectiva) sobre (sentimientos) y (actitudes) del hablante, como (ironía, sorpresa, reproche, ira, vehemencia), etc. Por sí misma, (la puntuación es incapaz) de transmitir muchos de estos matices.

NOTA: la parte que sigue va en la palabra BELÍGERO.



DATOS Y DETALLES VARIOS DE ESTA PALABRA

Vestir de frac tiene su origen, según los historiadores de la moda, a finales del siglo Xviii. Como en ocurre con otros tipos de vestuario, comienzan a vestirlo los hombres de la alta sociedad.

En sus comienzos el frac no es tal y como lo conocemos ahora. Era mucho más parecido al chaqué o a un vestuario hípico, para montar a caballo, pues incluso se utilizaba con botas de montar.

George Bryan Brummell, conocido como Beau Brummell («el bello Brummell» fue uno de los personajes que puso de moda este tipo de vestuario.

El frac se suele vestir en actos muy solemnes como cenas de Estado, actos Académicos de las Universidades, entregas de premios, etc. 

Además, este tipo de vestuario es conocido por el gran público por ser el habitual de los directores de orquesta y cantantes de ópera.

Lo primero que debemos saber es que un frac se compone de chaqueta negra corta por delante y larga por detrás, hasta la altura de las rodillas, con unos faldones acabados en pico.

Los pantalones son clásicos y del mismo tejido y color negro que la chaqueta.

Siempre se lleva chaleco de piqué y pajarita, generalmente blanca, como la camisa.

Los zapatos se pueden llevar negros y brillantes.

TEXTOS DE TRANSCRIPCIONES UTILIZADOS EN ESTA ENTRADA

frac

Del fr. frac.

1. m. Vestidura de hombre, que por delante llega hasta la cintura y por detrás tiene dos faldones más o menos anchos y largos.



frac. Voz tomada del francés frac, introducida en español a finales del siglo xviii, que designa cierto traje masculino de ceremonia. Muy pronto se puso en circulación la variante fraque, mejor adaptada al español, pero cuyo uso ha sido siempre minoritario. El plural es fracs y fraques, respectivamente (→ plural1h y a): «Guardados en un baúl, […] con olor a naftalina y humedad, se mantienen los fracs» (Gallegos Pasado [C. Rica 1993]); «Su vestido blanco serpenteando grácil entre fraques oscuros» (Salisachs Gangrena [Esp. 1975]).



EXTRANJERISMOS CRUDOS Determinadas necesidades expresivas pueden llevar (al hablante) a insertar dentro del discurso en español voces o expresiones en otro idioma. Unas veces se trata de términos usados ocasionalmente, bien por (prurito culto) del autor, bien con el fin de aportar (color local), bien para aprovechar la capacidad de estas expresiones de aludir de forma automática (al origen) de su referente o al ámbito cultural al que este pertenece.

Otras veces se trata de extranjerismos difundidos en época (más o menos reciente), usados con frecuencia por (los hablantes o por los medios de comunicación) con su grafía originaria y (una pronunciación más o menos aproximada a la original): apartheid, ballet, blues, geisha, hooligan, jazz, pendrive, piercing, pizza, reggae, rock, sheriff, sherpa, software, etc.

CRÉDITOS

Real Academia de la lengua 2020 página del internet (en línea).

Recuperado de www.rae.es

Diccionario de la lengua española

Diccionario panhispánico de dudas

Ortografía de la lengua española

La imagen de la portada es de protocoloalavista.com

La imagen interior es de ebay.es