literalmente, uso adecuado

TEMA: el uso adecuado de literalmente

Adverbio. El término del día de hoy en el portal de Fundéu en sus recomendaciones el el adverbio literalmente. Da sus conceptos, muy claros, sobre el no abusar con esta palabra

Anexo las definiciones del Diccionario de la RAE que caben, todas, para el buen uso de este adjetivo

⇔  ⇔

 

 

foto de aprendeinglesila.com

El adverbio literalmente 

se emplea a menudo con un valor enfático

que no siempre le es propio

y del que, en ocasiones,

se abusa. 

 

⇒  Por tanto, lo recomendable es restringir el empleo de la voz literalmente 

a aquellos casos en los que sea inequívoco que las cosas suceden tal y como se dice,

y optar, en los otros, por alguna alternativa o reformulación

literalmente

1. adv. De manera literal. 

No traduzcas literalmente. Estoy literalmente

extenuado.

literal

Del lat. litterālis.

1. adj. Conforme a la letra del texto, 

o al sentido exacto y propio, 

y no lato ni figurado, de las palabras empleadas en él.

2. adj. Que reproduce lo que se ha dicho o se ha escrito.

3. adj. Dicho de una transcripción de una escritura alfabética a otra lengua: 

Hecha transcribiendo letra por letra.

4. adj. Fil. y Mat. Dicho de un concepto o de una magnitud: 

Que se expresa con letras.

 

El significado de esta palabra es, según el Diccionario académico, ‘de manera literal’, y a su vez literal es ‘conforme a la letra del texto, o al sentido exacto y propio, y no al lato ni figurado de las palabras empleadas en él’, como en «No traduzcas literalmente».

Sin embargo, en los medios es frecuente encontrarla en oraciones como «Kiss incendia la plaza de toros literalmente» o «Hay literalmente una fiebre en Nueva York por los ositos de goma», en las que el empleo de este término puede resultar ambiguo, y otros como «Literalmente, todos en el mundo saben que ahora IHOP está vendiendo hamburguesas», en los que simplemente parece estarse empleando con un valor enfático. 

Se recomienda no abusar de este adverbio en casos como los mostrados en los ejemplos del párrafo anterior. En los dos primeros el empleo de este término puede desvirtuar el mensaje: por un lado, los juegos pirotécnicos de un concierto pueden realmente incendiar un escenario; por otro, una comida en mal estado puede, de manera literal, causar fiebre. En la tercera oración, en cambio, es obvio que no se puede afirmar que todas todas las personas del mundo sepan algo.

Por tanto, lo recomendable es restringir el empleo de la voz literalmente a aquellos casos en los que sea inequívoco que las cosas suceden tal y como se dice, y optar, en los otros, por alguna alternativa o reformulación, como «Kiss arrasa en la plaza de toros», «Furor en Nueva York por los ositos de goma» y «Todos saben que ahora IHOP está vendiendo hamburguesas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.