Los ciudadanos y las ciudadanas, los niños y las niñas

 

TEMA: las ciudadanos y las ciudadanas

Repetición de sustantivos. Mi objetivo es aportar el conocimiento que trae la RAE en sus actuales normas sobre casos que suscitan dudas en el buen uso del lenguaje de nuestro idioma. Sobre este tema de las repeticiones de estos sustantivos transcribo literalmente sus definiciones, tanto de su página como del Diccionario de dudas.

Anexo, con letras azules, las partes más claras de dichas definiciones

⇔  ⇔

 

 

 

 

foto de gestion.pe

 

Este tipo de desdoblamientos son artificiosos

e innecesarios desde el punto de vista lingüístico.

En los sustantivos que designan seres animados

existe la posibilidad del uso genérico del masculino

para designar la clase, es decir,

a todos los individuos de la especie,

sin distinción de sexos

Todos los ciudadanos mayores de edad tienen derecho a voto.

La mención explícita del femenino solo se justifica

cuando la oposición de sexos es relevante en el contexto

El desarrollo evolutivo es similar en los niños y las niñas de esa edad.

La actual tendencia al desdoblamiento indiscriminado del sustantivo

en su forma masculina y femenina

va contra el principio de economía del lenguaje

y se funda en razones extralingüísticas.

Por tanto,

deben evitarse estas repeticiones,

que generan dificultades sintácticas y de concordancia,

y complican innecesariamente la redacción y lectura de los textos.

El uso genérico del masculino se basa en su condición de término

no marcado en la oposición masculino/femenino.

Por ello,

es incorrecto emplear el femenino

para aludir conjuntamente a ambos sexos,

con independencia del número de individuos de cada sexo

que formen parte del conjunto.

Así, 

los alumnos es la única forma correcta de referirse a un grupo mixto,

aunque el número de alumnas sea superior al de alumnos varones.

Más información

Diccionario panhispánico de dudas, s/v género2

 

 

2.1. En los sustantivos que designan seres animados,

el masculino gramatical no solo se emplea

para referirse a los individuos de sexo masculino,

sino también para designar la clase,

esto es,

a todos los individuos de la especie,

sin distinción de sexos:..

 

Así,

con la expresión los alumnos podemos referirnos

a un colectivo formado exclusivamente por alumnos varones,

pero también a un colectivo mixto,

formado por chicos y chicas.

A pesar de ello, en los últimos tiempos,

por razones de corrección política,

que no de corrección lingüística,

se está extendiendo la costumbre de hacer explícita

en estos casos la alusión a ambos sexos: 

«Decidió luchar ella, y ayudar a sus compañeros y compañeras» 

(Excélsior [Méx.] 5.9.96).

Se olvida que en la lengua está prevista

la posibilidad de referirse a colectivos mixtos

a través del género gramatical masculino,

posibilidad en la que no debe verse intención discriminatoria alguna,

sino la aplicación de la ley lingüística de la economía expresiva;

así pues,

en el ejemplo citado pudo —y debió— decirse,

simplemente, ayudar a sus compañeros

Por otra parte,

el afán por evitar esa supuesta discriminación lingüística,

unido al deseo de mitigar la pesadez en la expresión

provocada por tales repeticiones,

ha suscitado la creación de soluciones artificiosas

que contravienen las normas de la gramática

las y los ciudadanos.

 

One thought on “Los ciudadanos y las ciudadanas, los niños y las niñas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.