Yóquey, sustantivo masculino y femenino, con y al principio y al final, q y tilde en la ó; sus registros

Sustantivo masculino y femenino – (común, concreto, individual) – registros gramaticales y ortográficos

EN POCAS PALABRAS

Como su nombre lo dice, es sintetizar los registros de las palabras que hay en los diccionarios de la RAE, con sus definiciones, conceptos y significados que tienen que ver con su uso en nuestro idioma. Lo hago con el ánimo de aportar, desde el punto de vista de la corrección, en este caso, con búsquedas y barridos, de esos registros y enlaces que hay de ellos.

Estará sujeto a cambios que vengan de actualizaciones y de mejoras tecnológicas y de diseño con el propósito de tener la información más completa de nuestras palabras.

Esta entrada trae pocos elementos de diseño: un formato tipo tabloide, con imágenes para las definiciones y los colores azul, naranja, rojo para las mismas, y verde, en el segmento de registro ortográfico, de las reglas de los signos ortográficos, por partes, que vienen enumeradas numéricamente desde donde dice Anuncio; con subrayados en negrita para destacar las aplicaciones que correspondan a las palabras; y las rayas ámbar y flechas para las separaciones.

DEFINICIÓN DE LA PALABRA

1 m. y f. Jinete profesional de carrera de caballos.

Yóquey drogó a su caballo para competir. Foto de redbiobio.com


ETIMOLOGÍA, PRONUNCIACIÓN Y APARICIÓN EN LOS REGISTROS

Viene del término inglés jockey.

Pronunciación AFI: /ʝo.kej/.

Primera aparición en un diccionario: 1917, Diccionario de la Lengua Española (José Alemany y Bolufer).  

Primera aparición en la RAE: 1917, Suplemento al Diccionario de la lengua española.  



DATOS DE NORMAS Y CONCEPTOS PARA TENER EN CUENTA CON ESTA PALABRA

Es una palabra llana que tiene dos sílabas quey.

Tiene su acento gráfico, con tilde, en la sílaba .

La palabra yóquey tiene un diptongo ey.

Yóquey no tiene pronombre enclítico.

¿Por qué su diptongo es ey?

Porque los diptongos son secuencias de dos vocales que se pronuncian en la misma sílaba. En español, los diptongos pueden estar constituidos por las siguientes combinaciones vocálicas: a) Una vocal abierta (/a/, /e/, /o/) precedida o seguida de una vocal cerrada átona (/i/, /u/): an.cia.no, pien.so, vio, cuan.to, sue.lo, an.ti.guo, ai.re, hay, de.béis, boi.na, es.toy, (yóquey).

Su plural es yoqueis.

¿Por qué termina en s su plural?

Porque … d) Sustantivos y adjetivos terminados en -y precedida de vocal. Forman tradicionalmente su plural con -es: … Sin embargo, los sustantivos y adjetivos con esta misma configuración que se han incorporado al uso más recientemente —en su mayoría palabras tomadas de otras lenguas— hacen su plural en -s. En ese caso, la y del singular mantiene en plural su carácter vocálico y, por lo tanto, debe pasar a escribirse i gay, pl. gais; jersey, pl. jerséis; espray, pl. espráis; yóquey, pl. yoqueis.

¿Por qué se escribe con y inicial y al final, q y sin tilde?

¿Por qué lleva y al principio y final?

Porque la letra “y” es consonante cuando va antes de vocal: yate, yema, Yidis, yoruba, yuca, (que). Y es vocal cuando va al final de la palabra después de otra vocal: hay, carey, voy, (yóquey).

¿Por qué va con q?

Porque en las palabras propiamente españolas, tal como se ha indicado la letra q se escribe siempre seguida de u formando el dígrafo que representa el fonema /k/ ante las vocales /e/, /i/: meñique, queja, quinquenio, (yóquey). En este uso característico, la u es un mero signo gráfico que no representa sonido alguno.

¿Por qué lleva tilde en la ó?

Porque Así las palabras terminadas en -y llevan tilde cuando son llanas (yóquey, póney), porque las palabras españolas con esa terminación son normalmente agudas.
y sí la llevan las también llanas estiércol, máuser, huésped,… yóquey por terminar en consonante distinta de n o s, en más de un grafema consonántico o en -y.

CLASE DE SUSTANTIVO

Es común porque está entre los sustantivos que posee significado y designa una cualquiera de las personas, animales o cosas de una misma clase, como bombero, pez, idea, (yóquey). Y también porque siempre se escriben con letra minúscula (salvo si la palabra en cuestión se encuentra al inicio de un párrafo o detrás de un punto), a diferencia de los sustantivos propios.

Es concreto porque está entre los sustantivos que designa seres u objetos que tienen existencia real, física o material, como médico, caballo, (yóquey).

Es individual porque está entre los sustantivos nombran en forma particular a un ser que generalmente pertenece a una determinada especie o clase: Barco, abeja, jirafa, (yóquey).



DIFERENCIAS Y DUDAS PARA TENER EN CUENTA CON ESTA PALABRA

Que debe escribirse con y al principio y al final, q y tilde en la ó, según normas ortográficas expuestas en datos para tener en cuenta.

Que jóquey. Adaptación gráfica propuesta para la voz inglesa hockey, ‘deporte de equipo que se juega golpeando una pelota o un disco con un bastón’. No debe confundirse con yóquey (‘jinete profesional’.

Para referirse a la mujer que monta caballos de carreras se proponen las grafías yoqueta (del inglés jockette), la yóquey o la yoqui, además de la jinete.

Aunque es admitido el anglicismo es preferible usar el equivalente en español jinete. Esta palabra para su escritura y pronunciación tiene muchas observaciones de parte de muchos gramáticos.



PRESENTACIÓN Y RESUMEN DE LOS REGISTROS

DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS

Transcribo de este diccionario, en su segmento, su definición, destacando las partes más importantes en cuanto a las dudas que trae esta palabra. Van en negritas así como los enlaces que trae, género, plural, jinete y jóquey.

REGISTRO GRAMATICAL

Transcribo de la gramática, en su segmento, la regla y concepto que ella tiene del plural de los préstamos de otras lenguas, que aplica para yóquey. Las partes tocantes con esta palabra van en negritas.

REGISTRO ORTOGRÁFICO

Transcribo de la ortografía, en su segmento, parte de un comentario que ella hace sobre el fenómeno del préstamo lingüístico de extranjerismos (bastante largo), que aplica para el caso de yóquey. Las importantes que atañen a esta palabra van en negritas dentro de este comentario.

SIGNOS ORTOGRÁFICOS (125)

Cuanto más extenso es el enunciado y mayor complejidad sintáctica presenta, mayor es la necesidad del uso del punto frente a otros signos demarcativos.

Continuará …



DATOS Y DETALLES VARIOS DE ESTA PALABRA

La voz aceptada jockey proviene del inglés y significa ‘jinete profesional de!carreras decaballo’ (así lo define el DRAE). Esta palabra se ha adaptado al español en dos formas distintas: primeramente existe la voz yóquey y también, aunque menos recomendable (DPD), la voz yoqui. Según el DPD, en el español estándar se admite el empleo del anglicismo jockey, al lado de los dos equivalentes disponibles yóquey y yoqui.

El sustantivo jockey fue originalmente un apodo escocés del nombre propio ‘John’ (MWOD) o el diminutivo de ‘Jock’ con el significado de hombre ordinario o ‘hombre subordinado’ (OXFD). Más tarde, la palabra pasó a significar una persona que monta caballos en carreras. Este sentido fue atestiguado por primera vez en 1643 (MWOD),y con este significado ha entrado!en español.

En cuanto al género son sustantivos comunes, o sea hay una forma única y válida para referirse a ambos sexos (DPD): el/la(yóquey y el/la(yoqui. Existe también la forma yoqueta, recomendada por la RAE porque “refleja adecuadamente su pronunciación y se acomoda al sistema gráfico del español” (DPD).

El yóquey promedio tiene un peso que está entre 49 y 55 kilos.

Aunque no existe un límite de altura para los yóquies, por lo general son bastante bajos debido a los límites de peso. Normalmente miden entre 1,47 m y 1,68 m.

Por lo general no son empleados, sino que son escogidos por los entrenadores y propietarios de caballos por un salario más una cantidad extra por victoria. En las carreras lucen los colores de la caballeriza del caballo.

El jinete que más carreras ha ganado es el brasileño, Jorge Ricardo, con más de  13.000 victorias, las estadísticas en este deporte son muy variables.

TEXTOS DE TRANSCRIPCIONES UTILIZADOS EN ESTA ENTRADA
Foto de la rae

yóquey

Del ingl. jockey.

1 m. y f. Jinete profesional de carrera de caballos.



Foto de la rae

yóquey.

1. Adaptación de la voz inglesa jockey, ‘jinete profesional’: «El gran enemigo de Helissio —montado por el yóquey tejano afincado en Francia, Cash Admusen— es Singspiel» (País [Esp.] 26.7.97). Es común en cuanto al género (→ género21a): el/la yóquey. Su plural es yoqueis (→ plural1d). No debe escribirse  *yoquei. Existe también, aunque se usa poco, la variante admitida yoqui (pl. yoquis). Aunque se admite el uso del anglicismo, es siempre preferible usar el equivalente español jinete (→ jinete).

2. No debe confundirse con jóquey, adaptación propuesta para la voz inglesa hockey (‘deporte en el que una pelota o un disco se golpean con un bastón’; → jóquey).



Foto de la rae

El plural de los préstamos de otras lenguas
La creciente internacionalización del léxico a la que hoy están expuestos los hablantes y el contacto lingüístico que se produce en muchos países entre el español y otros idiomas explican en buena medida la abundancia de préstamos, sobre todo del inglés. El proceso de adaptación morfológica de estos préstamos es gradual y está sujeto a considerable variación. No son raros en los textos los extranjerismos crudos, como varios best-sellers, algunos flash-backs, las boutiques, los gourmets o dos lieder, que mantienen el plural de la lengua a la que pertenecen.

Las voces que han entrado ya en un proceso de adaptación comienzan a seguir las reglas de formación de plural que rigen para las palabras patrimoniales. Así ocurre con atrezos, bafles, bidés, capós, espaguetis, guetos, interviús, pedigrís, tiques (también se registran tickets y tiquetes), yanquis y tantas otras que, adaptadas con una terminación vocálica, añaden en el plural la -s de acuerdo con la pauta general en español. Por su parte, gay / gais; jersey / jerséis (también, en América, yérsey / yerseis); paipay (o paipái) / paipáis; póney / poneis (o poni / ponis); dandi / dandis; panti / pantis y algunas otras voces sustituyen la -y original, la mantengan o no en el singular, por un plural en -is. Otras como body, brandy, rugby o sexy conservan aún su forma originaria en singular y plural.

Los siguientes poseen también dos variantes en singular, pero cada una con su plural correspondiente: pon/ponis o póney/ ponies; yóquey/ yoquies o yoqui/yoquis



Foto de la rae

Aunque, como se ha visto, el fenómeno del préstamo lingüístico es algo natural que no cabe censurar en modo alguno, es necesario tener en cuenta que la proliferación indiscriminada de extranjerismos crudos o semiadaptados en textos españoles puede resultar un factor desestabilizador de nuestro sistema ortográfico, especialmente cuando se ponen en circulación grafías que se apartan del sistema de correspondencias entre grafemas y fonemas propio de nuestra lengua. De ahí que la Real Academia Española, junto, con el resto de las que con ella integran la Asociación de Academias de la Lengua Española, siendo las instituciones encargadas de preservar la coherencia y la unidad del español, procuren orientar los procesos de adopción de extranjerismos para que su incorporación responda, en lo posible, a nuevas necesidades expresivas y se produzca dentro de los moldes propios de nuestra lengua. Esta orientación se ofrece a través de obras específicamente normativas como el Diccionario panhispánico de dudas, donde se diferencian los extranjerismos superfluos (los que se usan sin necesidad por existir voces o expresiones españolas de igual sentido) de los extranjerismos que se consideran necesarios o ya plenamente arraigados en el uso. Para estos últimos, según el caso, se hacen aquellos que se han asentado en el uso internacional con su grafía y pronunciación originarias.

Como se ha explicado más arriba, tanto de forma espontánea como, en época más reciente, a través de propuestas promovidas por la Asociación de Academias de la Lengua Española en sus obras normativas, gran cantidad de voces de otras lenguas que se han incorporado al caudal léxico del español han experimentado ciertas variaciones formales con el fin de adecuarse al sistema fonológico, ortográfico y morfológico propio de nuestra lengua. Este proceso de aclimatación de los extranjerismos contribuye a preservar la coherencia de nuestro sistema lingüístico y a mantener la fuerte cohesión entre grafía y pronunciación de que goza el español frente a otras lenguas.
La mayor parte de las veces, la adaptación de los extranjerismos se realiza modificando la grafía originaria para adecuarla, según nuestras reglas ortográficas, a la pronunciación de esas voces en español, que suele aproximarse a la que tienen en la lengua de origen. En la grafía adaptada se prescinde normalmente de los grafemas del original que no tienen reflejo en la dicción española y se aplican las reglas de acentuación gráfica propias de nuestro idioma:

CRÉDITOS

Real Academia de la lengua 2020 página del internet (en línea).

Recuperado de www.rae.es

Diccionario de la lengua española

Diccionario panhispánico de dudas

Nueva gramática básica de la lengua española

Ortografía de la lengua española

La imagen de la portada es planetahipico.com

La imagen interior es de

redbiobio.com